6.000 casas rurales fueron construidas para las heladas en el Perú

Foto: Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes)

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (Mvcs) junto al Programa Nacional de Vivienda Rural (Pnvr) trabajaron en los tres años más recientes para completar y entregar un total de 6.000 casas rurales, que están acondicionadas para frenar el impacto de las bajas temperaturas, en especial ahora que se vive el invierno en el Perú.

Cusco, Puno, Apurimac, Arequipa, Ayacucho, Áncash, Junín, Amazonas y Ucayali fueron las regiones peruanas beneficiadas con el programa estatal de viviendas. Estas zonas forman parte del eje central del llamado “Programa Multisectorial de Heladas y Friadas” lanzado por el gobierno en el año 2014.

Sin embargo, las tres ciudades de Cusco, Puno y Áncash concentran 5.061 de las viviendas totales construidas en medio de esta línea de acción social, que abarca tanto el derecho a la vivienda como la protección a la salud.

La mayoría de estas viviendas rurales fueron construidas con adobe, que es un material que puede ser trabajado directamente por las comunidades residentes en estas zonas peruanas y que ofrece, a la vez, una buena cobertura ante las bajas temperaturas. La madera fue el otro material rey utilizado en este programa, para lograr que estas nuevas viviendas rurales concentren la mayor cantidad de calor posible durante el invierno.