600 salvadoreños viven bajo la amenaza de desalojo en Costa del Sol

Foto: YouTube

Norma Pérez tiene 25 años en una comunidad de la zona costera de El Salvador y su cotidianidad está marcada por una latente amenaza de ser desalojada de su casa. Su esfuerzo por levantar la propiedad se enfrenta a que el terreno donde está construida su vivienda es propiedad del Estado.

Esta salvadoreña es una de las cientos de personas que habitan en cinco comunidades de los municipios de San Luis La Herradura y San Pedro Masahuat, en el central departamento de La Paz. Esta zona forma parte de la costa del país centroamericano y enfrentan una inseguridad jurídica sobre las tierras.

Los 600 habitantes de estas comunidades no cuentan con títulos de propiedad de los terrenos donde construyeron sus viviendas, lo que los hace vulnerables a desalojos, a pesar de que en algunos casos las familias llevan más de 30 años viviendo en el mismo lugar.

“Es una realidad latente (de desalojo) entre todas las comunidades, es una misma situación que nos atañe en todas las zonas”, dijo a EFE la mujer, que vive con sus cuatro hijos al lado del Estero de Jaltepeque.

Cerca de su vivienda se encuentra la playa de la Costa del Sol, un lugar turístico conocido. Ni Norma, ni sus hijos, ni sus vecinos son bienvenidos en este lugar, ya que los dueños de ranchos privados, hoteles y restaurantes, a quienes sí se les ha legalizado la propiedad de la tierra, les restringen el paso.

“Nosotros necesitamos un acceso público. La playa es pública, no podemos como comunidades realmente no acceder a ella, no tenemos espacios de recreación para nuestros hijos y no los podemos llevar a la playa tampoco, es una injusticia”, subrayó Pérez.

La líder comunitaria mantiene una constante lucha en vista de su situación y la de sus vecinos. Para ella, lo más importante es que existe un decreto ejecutivo que permite que en cualquier momento sean desalojados de sus viviendas.

EFE / San Salvador