Apple destina 2.500 millones de dólares para paliar la crisis de vivienda

Foto: Apple

El gigante tecnológico Apple anunció que destinará 2.500 millones de dólares a paliar la crisis de vivienda que sufre el estado de California, Estados Unidos, donde la compañía tiene su sede y donde residen gran parte de sus empleados.

La empresa que dirige Tim Cook sigue los pasos de Google y de Facebook, cuyas sedes también se encuentran en California y que anunciaron sendas contribuciones de 1.000 millones de dólares para luchar contra el problema, y de Microsoft, que hizo lo propio con 500 millones en Seattle, Washington.

Las grandes firmas tecnológicas tratan así de dar respuesta a un problema que, en gran medida, fue creado por el éxito de esta industria, que a su vez generó enormes oportunidades laborales para trabajadores altamente cualificados, un aumento sustancial de la población y el incremento del costo de la vida.

De los 2.500 millones que la empresa de la manzana mordida destinará a la lucha contra la crisis habitacional, 1.000 millones se dirigirán a un fondo de inversión en vivienda asequible que promueve la construcción de nuevas viviendas para población con pocos recursos económicos.

Otros 1.000 millones recaerán en un fondo de ayuda para quienes compren una casa por primera vez, centrado en personal de servicios como bomberos, policías y maestros, y veteranos de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Mientras que los otros 500 millones, 300 se destinarán al valor de unos terrenos de su propiedad que dedicará a una vivienda asequible, otros 150 son contribuciones que realizará a organizaciones dedicadas a la promoción de vivienda asequible en el área de la Bahía de San Francisco, y los últimos 50 millones de dólares serán donados a una ONG que trabaja con poblaciones vulnerables.

Aunque los motivos que han llevado al gigantesco aumento de los precios de la vivienda en el área de la Bahía de San Francisco siguen siendo causa de disputa política, hay un consenso creciente entre la opinión pública de la región de que la oferta de vivienda no ha sido capaz de seguir el ritmo frenético de aumento de la demanda, aupada por el éxito económico de Silicon Valley.

EFE / San Francisco