Brasil: Amenaza con colapsar sector inmobiliario

Representación de la geografía de Brasil.

Representación de la geografía de Brasil.El hasta hace poco floreciente mercado de bienes raíces del Brasil, ha entrado en un período de recesión que se prevé será el más prolongado desde los años 30 del siglo pasado.

 

Según publica el diario El Espectador, la recesión del sector inmobiliario del gigante sudamericano impacta de manera latente la economía nacional, y la situación se agrava con el hecho de que las tasas de interés son las más altas de la última década y la inflación se incrementa.

 

De acuerdo con registros oficiales del Instituto Nacional de Bienes Raíces, las ventas inmobiliarias en Brasil descendieron un notable 14 por ciento en los primeros seis meses de este año.

 

Como parte de la recesión, las constructoras minimizaron los nuevos proyectos en un 20 por ciento en igual etapa, y la disponibilidad de financiamiento cayó de igual modo, en un 25 por ciento.

 

PDG Realty SA, una de las principales constructoras de Brasil, contrató la asesoría de Rothschild para favorecer la reestructuración de su deuda de 5 800 millones de reales, tras ver descender sus ventas netas del segundo trimestre en un 88 por ciento.

 

brasil5Por su parte, la constructora Rossi Residencial SA, con una deuda de 2 500 millones de reales, contrató asesores con el fin de «restructurar operaciones y revisar estrategias», pues aunque su deuda descendió un 30 por ciento en el último año hasta junio, Rossi perdió el 99 por ciento de su valor en la bolsa en el último lustro.

 

«Ninguna compañía inmobiliaria sobrevive sin ventas y no se puede importar ni exportar apartamentos. Se depende exclusivamente de la actividad interna», fueron las palabras de Bruno Mendonça, jefe de renta fija de Guide Investimentos SA.

 

PDG Realty SA ha intentado incrementar sus ingresos mediante la reducción de precios y el financiamiento de hasta el 20 por ciento de compras de viviendas. A pesar de esto, solo logró vender 217 unidades en el segundo trimestre de 2015, número muy inferior a las 1749 del año precedente.

 

La crisis del sector inmobiliario en la mayor economía del continente, podría afectar no solo la economía interna del país, en vistas de que este sector representa el 10 por ciento de la economía nacional, sino que podría afectar, además, las economías cercanas que mantienen nexos estrechos con el gigante sudamericano.

 

Pues la recesión del mercado inmobiliario de la mayor economía de América Latina arrastrará consigo a otras economías a posibles contracciones, no menos severas, en tanto sea la relación que las une al mercado brasileño.