Brasil se propone terminar 150.000 viviendas sociales durante este 2018

Las viviendas sociales se construirán en todos los estados de Brasil / Foto: Archivo

La economía brasileña remontó vuelo durante 2017 y la proyección es que este 2018 se convierta en un año positivo para la actividad inmobiliaria. El primer movimiento, tal parece, será del gobierno del presidente Michel Temer que se comprometió a culminar las obras de 150.000 viviendas sociales, bajo el paraguas del programa “Mi Casa, Mi Vida” en Brasil.

El programa Avanzar, como lo bautizó el gobierno federal de Brasil, cuenta con un presupuesto de 40.000 millones de dólares y tiene como objetivo la culminación de un conjunto de 7.439 obras públicas. Aparte de las viviendas sociales, en el listado se contemplan las obras de 57 vías terrestres de grandes dimensiones, 16 remodelaciones a los aeropuertos y otras 11 construcciones de los puertos.

El avance de la actividad inmobiliaria durante el año pasado estuvo protagonizado por las nuevas unidades residenciales construidas durante 2015 y 2016, dos años que profundizaron la recesión económica y también la inestabilidad política en Brasil. Ahora se espera que sea el nuevo plan federal para la culminación de obras lo que pueda darle un nuevo impulso a la compraventa de propiedades durante este 2018.

Después de una tríada de años en recesión, una señal positiva para el mercado de bienes raíces apareció cuando las principales seis empresas del sector tuvieron un crecimiento de 69% en las ventas del año pasado frente a las cifras de 2016. La proyección, no en vano, es que este año ocurra una ampliación en los nuevos proyectos residenciales y comerciales.