El fenómeno de las casas “super protegidas” en Buenos Aires (+Video)

El humilde barrio de Wilde lidera el índice de delitos, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires

Fachadas enrejadas, garitas de vigilancia, sistema de monitoreo, guardianes del conurbano o cercos electrificados, en el reino de la inseguridad cualquier herramienta es válida para enfrentar a los delincuentes y los suburbios de Buenos Aires lo saben bien.

Ante la pasividad gubernamental para combatir el delito, los ciudadanos decidieron convertir sus sencillas y tradicionales viviendas en verdaderas fortalezas. “Nosotros vivimos enrejados, porque los delincuentes están sueltos”, es la frase de cabecera del ciudadano promedio que teme ser víctima del delito de robo.

El humilde barrio de Wilde no es la excepción, lidera el índice de delitos, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires.

Juan Pablo Gadín abrió las puertas de su casa con un largo preámbulo, justifica el imponente paredón que separa su casa de cualquier malviviente. Luego de enumerar cada uno de los sistemas de seguridad, aplicados en el lugar, explica: “los vecinos me dicen que soy medio paranoico por la forma en la que vivo, pero terminan diciendo que les gustaría vivir en mi casa”.

Vea aquí el reporte completo en video: