Bulgaria es sacudida por un escándalo inmobiliario

Foto: OLX Group

Cuando falta apenas un mes para las elecciones europeas del 26 de mayo, la cúpula del partido conservador populista de Bulgaria, Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (Gerb, por sus siglas en búlgaro), enfrenta un escándalo inmobiliario que ya suma seis renuncias de altos miembros de su gobierno.

La ministra de Justicia, Tsetska Tsacheva, fue la primera persona en dimitir, tras conocerse una denuncia que compró un departamento de lujo de 200 metros cuadrados en el barrio diplomático de Sofía, la capital búlgara, a un precio mucho menor al del mercado.

En concreto, la emisora europea Radio Free Europe/Radio Liberty, junto con Anti-Corruption Fund, una ONG de anticorrupción, y el medio digital Bivol presentaron documentos que prueban que la ministra canceló 650 euros por metro cuadrado en un área donde el valor promedio es de 2.500 euros.

Hasta ahora, dos ministros y otros cuatro viceministros presentaron su renuncia tras conocerse la denuncia. La Fiscalía inició las investigaciones correspondientes y la hipótesis preliminar es que la constructora Arteks redujera el precio de las viviendas vendidas a los funcionarios gubernamentales como parte de un intercambio, tras la aprobación de la norma de edificación que en el año 2017 permitió que se levantara la torre de lujo de 34 plantas en el conocido barrio diplomático de Sofía.