Caída de la lira atrae a los compradores extranjeros de viviendas

Foto: YouTube

¿Quién no sueña con una casa con vistas al Bósforo? La caída de la lira, moneda nacional turca que perdió 40% de su valor en el año más reciente, terminó por atraer a los compradores extranjeros de propiedades.

Los datos del Instituto Estadístico de Turquía (Tüik) muestran que en noviembre pasado se vendieron 7.363 viviendas a extranjeros, la cifra más alta registrada por el organismo y el doble que la media mensual antes de la pandemia del COVID-19.

La caída de la lira disparó no sólo las ventas a extranjeros, sino también el afán comprador de ciudadanos turcos en busca de valores fijos ante una inflación que ya superó el 20% interanual.

“Un 60% de la inversión extranjera directa en Turquía está en el sector de la vivienda: aunque los precios se han incrementado 35% por encima de la inflación, la pérdida de valor de la lira ha hecho que en divisa extranjera valgan 40% menos que un año antes”, explicó a EFE el economista Hayri Kozanoglu.

Otro de los factores es que el inventario de viviendas en Turquía viene en detrimento, porque “en los últimos años el Gobierno redujo las licencias de construcción, por lo que el valor sube”, como lo subrayó Burak Bekar, gerente de Property Advisor Turkey, una inmobiliaria especializada en la venta a extranjeros.

De hecho, si entre 2014 y 2018 se construían entre 700.000 y un millón de viviendas anuales, en los últimos tres años apenas se licitaron menos de la mitad, según cifras del propio Tüik.

EFE / Estambul