California impone los paneles solares en las nuevas viviendas

Foto: Wikipedia

California se convirtió en el primero de los estados en imponer la instalación de paneles solares por ley en los Estados Unidos, para cualquier construcción de vivienda unifamiliar o edificios residenciales menores a los tres pisos. Esta medida regirá a partir del año 2020 y se espera que esto encarezca la construcción de una vivienda entre los 10.000 y 20.000 dólares en promedio.

La nueva legislación supone un cambio en la legislación de construcción, tanto para las edificaciones privadas como las públicas. Todo este plan promovido por la Comisión de Energía californiana pretende apoyar la meta regional de consumir la mitad (50%) de la electricidad del estado de fuentes renovables y mitigar el efecto del cambio climático.

“Esta es una decisión histórica para California, que ha sido durante mucho tiempo el mayor promotor y consumidor de energía solar de nuestra nación. Las numerosas medidas a favor de la energía solar han generado enormes beneficios económicos y ambientales, atrayendo a numerosos inversores”, sostuvo Abigail Ross Hopper, presidente ejecutivo de la empresa Solar Energy Industries, en su declaración pública tras conocerse la aprobación del plan.

Otro grupo se opone a la instalación de los paneles solares en las nuevas construcciones, bajo el alegato de que esta medida complicará la adquisición de una vivienda para las familias con menos recursos. Otros más también alegan que deberían ser los propietarios, quienes decidan si quieren optar por la energía solar o continuar con el consumo eléctrico desde fuentes como el petróleo.