Canadá intenta enfriar su mercado inmobiliario con la prueba de estrés

Fuente: flickr

Canadá aplica nuevas medidas para enfriar el mercado inmobiliario con la imposición de pruebas de estrés, para asegurar que los solicitantes de nuevas hipotecas puedan hacerse responsable a los pagos si suben los intereses.

Estas medidas han sido justificadas por el gobierno canadiense como nuevas reglas por el fuerte aumento de los precios de la vivienda es las ciudades de  Toronto y Vancouver, los principales mercados inmobiliarios del país.

Hasta el momento solo las personas que no han podido afrontar el 20%  del precio de la vivienda estaban sujetas a pruebas de estrés,  para lograr que su hipoteca estuviese asegurada por la agencia federal Canada Mortgage and Housing Corporation (CMHC), aseguró el portal Radio Hrn.

La prueba detecta si el individuo puede afrontar los pagos de la hipoteca, si los tipos de interés se sitúan en los niveles fijados por el Banco de Canadá para un préstamo de interés fijo a cinco años. En la actualidad, el tipo es del 4,64 por ciento, aunque los bancos canadienses están vendiendo esas hipotecas en torno al 2,6 por ciento de interés.

Invertía, informó que la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Canadá (CREA) se opuso a la medida por limitar las posibilidades de compra para aquellos individuos que quieren acceder a su primera vivienda. Pero el Gobierno canadiense espera que las medidas reduzcan los precios de la vivienda en Toronto y Vancouver.

Los precios de las viviendas canadienses se situaron para mayo, en 509.460 dólares canadienses, un 13,2 % más que en 2015, por las continuadas subidas de los precios en esas mismas localidades.

Instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) llevan años advirtiendo a las autoridades canadienses del peligro que supone para el país el mercado inmobiliario.