Casas del futuro pudieran ser del nuevo material de hormigón viviente

Foto: Construye Hogar

El hormigón es el segundo material más consumido en el planeta después del agua y la producción de cemento, una de sus bases, es responsable de 6% de las emisiones de dióxido de carbono, pero un nuevo método puede cambiar esto y por ende, la construcción de las casas del futuro.

Un equipo de la Universidad de Colorado en Boulder en los Estados Unidos combinó arena, bacterias y un gel para crear un material viviente, que tiene función estructural de carga y biológica. El hito fue publicado por la revista Matter la semana pasada.

Foto: EFE

Con estos tres elementos combinados, los expertos crearon un material ecológico viviente que demostraba tener una fuerza similar a la del cemento basado en mortero y que pudiera cambiar para siempre la construcción de los edificios, en especial en los lugares en donde la madera no es el principal material de construcción.

“Puedes pisar en él y no ser rompería”, aseguró Wil Srubar, quien es el autor principal del estudio y también director del laboratorio de materiales vivientes de la Universidad de Colorado, en entrevista para EFE.

El científico explicó que la biología puede desempeñar un papel “no solo en la fabricación de materiales de construcción fuertes y resistentes, sino también en la regeneración del material después de su uso”.

Gracias a la capacidad de mantener las bacterias vivas “con un alto índice de éxito”, el equipo cree que “los edificios vivientes podrían no estar muy lejos en el futuro” y que un día, podrían “curar sus propias grietas, aspirar toxinas peligrosas del aire o incluso brillar a voluntad”, como lo publicó el comunicado de la universidad.

EFE / Madrid / Carmen Rodríguez