Centros comerciales se ven forzados a comprar tiendas minoristas

Foto: Simon Property Group

La crisis económica generada por la pandemia del COVID-19 generó una nueva oportunidad de negocio para los dueños de los grandes centros comerciales en los Estados Unidos: las tiendas minoristas de moda.

“No hay nada ahí fuera que diga que no se pueden realizar inversiones inteligentes fuera de sus negocios principales”, aseguró David Simon, presidente y director ejecutivo de Simon Property Group, propietario de centros comerciales como King of Prussia en Pensilvania, Sawgrass Mills en Florida, o Del Amo Fashion Center en California, en su entrevista con el Financial Times.

Sus declaraciones llegaron después de que se conoció que Simon Property Group compró las tiendas minoritas de Brooks Brothers, que una marca de moda masculina, y de Lucky Brand, que es una firma especializada en jeans y que tiene sede en California.

Estas pequeñas marcas de moda son algunas de los inquilinos en los centros comerciales de Simon Property Group y que ahora son de las más afectadas en medio de las consecuencias de la recesión económica promovida por el nuevo coronavirus. Esta movida económica pudiera ayudar al grupo inmobiliario a mantener las tasas de ocupación de sus centros comerciales, más allá de los grandes inquilinos como Apple o Sephora.