Construcción de viviendas en España retrocedió a niveles de 2016

Foto: YouTube

La pandemia del COVID-19 hizo retroceder la producción de vivienda en España a niveles similares a los alcanzados en 2016, cuando solo se iniciaron 59.168 unidades inmobiliarias. Esto marca un punto de inflexión en la curva alcista que se registraba de manera ininterrumpida desde 2014.

El informe Inmocoyuntura elaborado por el Instituto de Análisis Inmobiliario (Instai), de la tasadora Euroval, destacó que solo siete comunidades autónomas mantienen la curva positiva en el ritmo de producción residencial y tienen un volumen de viviendas iniciadas claramente por encima de las finalizadas: Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, Navarra y La Rioja.

La reducción en el ritmo de producción residencial el pasado año (65.156 unidades) fue de 32% con respecto a 2019 (96.353 unidades), de 29% respecto a 2018 (91.477 unidades) y de 12% en relación con 2017 (74.201 viviendas).

En 2013, la construcción española tocó fondo con 32.120 viviendas iniciadas, apenas 10% de las que se comenzaron en el cenit del ciclo anterior (237.959 unidades en 2008), señaló Euroval.

En cuanto a casas iniciadas y concluidas, el volumen total regresa al nivel de hace tres años: 130.270 en 2020 y 123.537 en 2017, lejos de las 167.915 de 2019. Unas cifras que también rompen la tendencia alcista registrada desde 2014, con incrementos medios anuales de algo más de 20% hasta 2019.

EFE / Madrid