Constructores de Panamá firmaron un nuevo Código de Ética

Héctor Ortega acaba de asumir como nuevo presidente de la Cámara / Foto: Capac – Twitter

Después del polémico caso de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en toda Latinoamérica, la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) decidió hacer un Código de Ética y llamar a cada uno de sus 353 agremiados para aprobar un postulado que promueve la transparencia en los proyectos de Panamá, sin importar si son privados o públicos.

Este nuevo Código de Ética contiene “reglas que demuestran que la Capac se rige por elevadas normas y principios de conducta en momentos en que el conglomerado nacional espera que el sector privado, las instituciones del Estado y la sociedad en su conjunto transiten por la senda de la transparencia”, como lo expresó Héctor Ortega, el nuevo presidente del gremio, en su primer acto oficial.

Ortega explicó que la Capac no tiene el poder para regular los acuerdos comerciales que decidan tener cada una de las empresas constructoras que hacen vida en el gremio, pero alegó que el objetivo es que todos los socios de la cámara se apeguen a actuaciones que los mantengan fuera de los círculos de la corrupción y los sobornos.

El Ministerio Público de Panamá, en la actualidad, está a la mitad de una investigación para determinar responsabilidades entre las constructoras privadas que eran socias y aliadas de la brasileña Odebrecht en una serie de proyectos en el istmo. Ortega, de hecho, reconoció que la iniciativa del Código de Ética surgió porque algunos de sus miembros están bajo la supervisión de las autoridades por hechos de corrupción.