Corredores inmobiliarios piden una regulación de su profesión en España

Foto: YouTube

Los agentes inmobiliarios colegiados, que acaban de volver a sus actividades habituales en algunas localidades de España, aspiran a que el Gobierno legisle sobre su profesión tras la crisis de la pandemia del COVID-19, para acabar con las malas prácticas y los engaños.

“Al menos yo como patrono, voy a exigir que se bajen del barco los que no han sabido estar a la altura a la hora de la tormenta”, advirtió el presidente del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi), Gerard Duelo, en una entrevista con EFE.

Duelo está convencido de que el año que viene por estas fechas el sector habrá recuperado entre 70% y 80% de actividad. El inmobiliario se muestra optimista, además, con el impacto de la crisis económica en el sector, “porque cuando no se vende, se alquila, y cuando se cobra menos, se buscan alquileres más baratos, y el que no puede resistir por liquidez, venderá, y siempre habrá el que invertía en bolsa y ante el desastre preferirá el ladrillo y a la baja comprará”.

En la actualidad cualquier persona con una licencia fiscal en España puede vender propiedades, aunque no se haya informado de las leyes que protegen una venta, ni se haya formado en ello, lo que conlleva que “el consumidor final sufre muchos engaños y tiene una imagen mala de los agentes inmobiliarios”.

Duelo cree que el mediador de la inversión más grande que hace una familia en su vida debe tener una ordenación jurídica de su profesión y que habría que aprovechar esta crisis para poner fin a “muchos métodos de los años 60 que hay de hacer cosillas de zorrillo y visitas falsas que hacen los mal llamados intrusos”.

EFE / Madrid