Crecen ventas de viviendas en Miami-Dade

Vista del Downtown de Miami.Vista del Downtown de Miami.
Vista del Downtown de Miami.

Vista del Downtown de Miami.

Las ventas de viviendas en el Condado de Miami-Dade crecieron en un 2,4 por ciento en el tercer trimestre de 2015, con respecto a igual etapa del año anterior.

A pesar de los precios en aumento y la oferta insuficiente, en el trimestre de julio a septiembre, Miami-Dade registró un total de 7 811 ventas residenciales, entre condominios y casas unifamiliares, de acuerdo con el informe de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami.

 

Aunque de modo general, las ventas aumentaron, los condominios y viviendas unifamiliares se comportaron de manera distinta: las ventas de condominios disminuyeron en un 0,8 por ciento con respecto al año precedente, mientras las ventas de las viviendas unifamiliares se elevaron en un nada despreciable 4,1 por ciento.

 

miami-dade-college1La aceleración del mercado de bienes raíces en el Condado de Miami-Dade durante el tercer trimestre de 2015 se explica por las variaciones en la oferta de condominios y casas unifamiliares. Por ejemplo, la oferta de condominios aumentó en un 6,3 por ciento con respecto a igual etapa del año anterior y alcanzó la cifra de 11 835 unidades.

 

Sin embargo, en los meses de julio, agosto y septiembre la oferta de viviendas unifamiliares cayó en más de 5 por ciento hasta 10 799 hogares, lo que según el informe de la Asociación de Agentes Inmobiliarios representa 5,4 meses en existencias del mercado en Miami-Dade.

 

Mientras tanto, los precios de las viviendas unifamiliares se han disparado hasta llegar a los 273 000 dólares mientras que el año anterior el tope fue de 250 000 dólares. Y en el caso de los condominios el precio promedio ascendió de 189 900 a 199 000 dólares.

 

Aún así, el presidente interino de la asociación, Christopher Zoller, destacó en su informe que estos precios son mucho más baratos en comparación con otras ciudades del mundo desarrollado, y muchos consumidores están comprando propiedades en Miami atraídos por las bajas tasas de interés hipotecario y las bondades del mercado laboral.