Crisis política en Nicaragua crea oportunidades inmobiliarias

Foto: EFE

El precio de las propiedades cayó 25% en Nicaragua, desde que empezó la ola de protestas políticas en contra del presidente Daniel Ortega en abril pasado. Para algunos se trata de una ventana única para encontrar inmuebles a “precios de remate”, en medio de una vorágine política que ya acumula 400 muertos y que golpea a toda la economía nicaragüense.

Una casa de 592 metros cuadrados, con dos habitaciones y dos baños, construida en el año 2014 y con un balcón que ofrece vistas al océano Pacífico está disponible hoy por 90.000 dólares, en el sitio web de Re/Max. Mientras que otra propiedad en el centro turístico de San Juan del Sur con condiciones similares se vendió a un precio reducido de 165.000 dólares hace algunas semanas, mientras que a comienzos de año se podía encontrar con un valor por encima de los 200.000 dólares.

Para Roddy González, vicepresidente de la Cámara Nicaragüense de Corredores de Bienes Raíces, el precio de los inmuebles cayó debido a que muchos de los propietarios ofrecen sus casas con grandes descuentos para evitar la ejecución hipotecaria o para emigrar del país, lo que genera una ventana de oportunidades para los inversionistas inmobiliarios de alto riesgo, como le declaró a Bloomberg.

El mercado inmobiliario nicaragüense opera con los compradores que cazan las buenas oportunidades y que confían en que la crisis política pasará en el corto plazo, algo que a muchos les recuerda el cuadro inmobiliario de Venezuela donde las propiedades también cayeron a la mitad de precio en los dos años más recientes debido a la emigración de sus ciudadanos.