Polémica por apertura de un McDonald en histórico edificio de China

McDonald's_-_Playa_del_Carmen_IILa cadena de comida rápida McDonalds abrió recientemente una franquicia de McCafé en un edificio histórico en la ciudad de Hangzhou, al este de China.

 

La casa de campo, que había sido declarada como patrimonio histórico, tiene 84 años de antigüedad y se encuentra ubicada cerca del famoso West Lake de la ciudad. En ella estuvo alojado durante casi un mes, en la década de 1930, Chiang Ching-kuo -exlíder de Taiwán e hijo del exlíder del Kuomintang, Chiang Kai-shek-.

 

Con la apertura del McCafé se ha desatado la opinión pública, que clasifica el hecho como un ejemplo evidente de cómo las culturas occidentales invaden China. Un debate similar ocurrió hace 15 años, cuando la cadena de café Starbucks abrió una sucursal en la antigua Ciudad Prohibida de Beijing.

 

Aunque muchos lugareños hablan de un acto occidental de profanación cultural, lo cierto es que la medida no viola la ley china.

 

El empresario local, Shen Chunlei, obtuvo el contrato de arrendamiento del local en plena legalidad, lo renovó y abrió el McCafé el 15 de noviembre. Refiere Cnnespanol que Shen arrendó el inmueble en mal estado, lo que lo envolvió en una pesadilla burocrática para poder obtener las autorizaciones que le permitieran renovarlo.

 

 

Este hombre de negocios lamenta hoy su decision de rescatar el local, pues invirtió 800.000 dólares en su renovación, debe pagar la renta al gobierno local y cuando intenta hacerlo rentable con la apertura del McCafé es acusado de codicioso.

 

Shen considera que ha sido respetuoso incluso con la historia que envuelve la casa, pues esta decorada con carteles alegóricos a la vida de Chiang. Ademas, cumple con la norma que prohibe a las casas de campo de West Lake convertidas en propiedades comerciales utilizar llamas expuestas.