Dos de cada cinco la prefieren nueva aunque sea cara

casanueva1Dos de cada cinco compradores prefieren una vivienda nueva a pesar de los altos precios del presente. Así lo revela el más reciente estudio de Trulia citado por CNBC, en el que solo el 21 por ciento de los encuestados dijeron estar bastante o totalmente convencidos de que la mejor opción era adquirir una casa habitada ya anteriormente. El resto manifestó no tener ninguna preferencia.

Resulta llamativa esa tendencia si se tiene en cuenta que hoy los constructores se están enfocando en los reclamos de los compradores de mayor solvencia y por lo tanto construyendo edificaciones más costosas. De hecho, según la Asociación Nacional de Realtors, en marzo último, el precio de venta de una casa usada promediaba los 198.500 dólares, mientras que una nueva construcción se cotizaba en $ 290.000 aproximadamente.

No obstante, según Jed Kolko, economista jefe de Trulia: “Las características modernas y la posibilidad de personalizar el hogar según el gusto propio pudieran ser de las principales razones que estarían incidiendo en esa tendencia”.

Esas características modernas incluyen closets grandes, planos de planta abierta, paredes pre-cableados para televisores de pantalla plana o suelo radiante. Aunque tampoco es desestimable el hecho de que los compradores busquen gastar lo menos posible en labores de mantenimiento o reparaciones.
casanueva2
Sin embargo, no todo es color rosa, y para desgracia de los constructores, entre quienes prefieren más firmemente estrenar un hogar solo el 46 por ciento estarían dispuestos a pagar la prima del 20 por ciento que las nuevas viviendas suelen costar. Ello contra un 17% que sí lo haría.

La encuesta también encontró que los compradores más jóvenes, de edades entre los 18 y los 34 años, se mostraron más propensos a una nueva construcción que los compradores de mayor edad. Sin embargo, los más jóvenes son también los menos proclives a permitirse ese lujo.

Por otro lado según el propio Kolko “Los fans de las viviendas usadas tienen sus razones, poderosas también.” Aunque pudiera pensarse que la razón más convincente para comprar una casa habitada previamente sea para pagar menos, no el ahorro lo que muchos aducen en el estudio.casa3

Muchos de los que se inclinan por propiedades que tuvieron anteriores dueños buscan una historia e identidad en esos inmuebles. Quieren pisos originales de madera y elementos arquitectónicos de estilo más conservador, o bien buscan barrios más cercanos a los núcleos urbanos. Algo más difícil de lograr con las nuevas propiedades pues hoy se tiende a construir con mayor fuerza en los suburbios, donde hay más terrenos disponibles.

De hecho, no es casual que para quienes buscan una buena oferta de viviendas nuevas, las mejores apuestas se encuentran en las Carolinas y Texas, mientras que las peores opciones son las de Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Detroit y New Haven y Connecticut, de acuerdo con los mismos datos que ofrece Trulia.

 

Be the first to comment on "Dos de cada cinco la prefieren nueva aunque sea cara"

Leave a comment