EEUU: Inquilinos enfrentan los precios más altos en siete años

Fuente: Wikimedia.

increasLos inquilinos estadounidenses enfrentan el aumento más significativo de los precios de alquiler de viviendas en los últimos siete años, según publica el diario Market Watch.

 

De acuerdo con datos oficiales, el precio de los alquileres en el país ascendió en agosto por 58 meses consecutivos, con precios que se elevaron hasta en un 3,6 por ciento en el último año. Con esto, se evidencia el mayor incremento del precio de los alquileres desde el 2008.

 

Este incremento del precio en los alquileres, se debe, ante todo, a la demanda en ascenso y al número cada vez menor de viviendas disponibles.

 

Fundamentalmente, en las grandes urbes, los precios no dejan de subir, pues los jóvenes han invadido las grandes ciudades, apostando por ellas para vivir y trabajar.

 

Y, aunque se reporta un incremento en la construcción de condominios, casas y otras propiedades de alquiler, estas no son suficientes para frenar el ascenso imparable de los precios.

 

En la actualidad, el precio de los alquileres fluctúa entre un mínimo de 760 dólares en Arkansas y un máximo de 2 640 dólares en Nueva York, según registros oficiales de precios en los 50 estados.

 

Fuente: openclipart.org

Fuente: openclipart.org

Los precios más elevados han generado inquietud entre numerosos economistas, quienes presumen que este incremento del precio del alquiler, que es el gasto más sensible en la mayoría de los hogares, podría generar un aumento de la inflación y con ello, producir un perjuicio importante a la economía.

 

De igual manera, los propietarios de viviendas enfrentan costos considerablemente superiores cada año que pasa, debido al incremento de los impuestos sobre la propiedad y el seguro de la vivienda.

 

De acuerdo con estimaciones gubernamentales, el costo de propiedad de la vivienda también se ha incrementado en un 3 por ciento, solo en los recientes 12 meses.

 

A pesar de todo, los incrementos que enfrentan los propietarios de viviendas resultan inferiores y mucho más irregulares cuando se comparan con el ascenso del precio de los alquileres.