El COVID-19 enfrío más las inversiones para los nuevos estadios

Foto: FC Barcelona

Los retrasos en las obras y las suspensiones de nuevas inversiones para los estadios deportivos se intensificaron desde que comenzó la pandemia del COVID-19. Esta paralización representa ahora a más de 1.000 millones de euros solo en España.

El club del Real Madrid, por ejemplo, invirtió solo 166 millones de euros durante el año pasado en las obras de culminación de su nuevo estadio Santiago Bernabéu. Su inauguración está prevista para el juego del próximo 11 de septiembre con el estreno en casa de la temporada 2021-2022.

Otros clubes de fútbol como el FC Barcelona, Alavés  y Valencia, en cambio, mantienen sus nuevos proyectos de remodelación o ampliación de los estadios solo en maquetas.

La remodelación del Camp Nou, que fue la casa de Lionel Messi desde el comienzo de su carrera futbolística, estaba presupuestada en 400 millones de euros. Sin embargo, ahora la inversión es mucho más abultada debido a un conjunto de problemas con la estructura del estadio y otros imprevistos. Por eso, ahora el club evalúa si aún con la partida de Messi podrá continuar adelante con el proyecto tal como estaba previsto en los planes iniciales.

El nuevo estadio de Mestalla para el Valencia FC es una obra emblemática de las complicaciones financieras en LaLiga española de fútbol. Esta obra empezó a levantarse en agosto de 2007 y debido a la crisis inmobiliaria de 2008 tuvo que ponerse en pausa la construcción. En febrero pasado ya sumó 12 años completos de paralización.