El COVID-19 impulsó caída generalizada en las viviendas de España

Foto: RTVE.es

Los precios de la vivienda nueva y usada en España cayeron 1,8% desde el inicio de la crisis sanitaria por el COVID-19, tasa que en el caso de la costa mediterránea y las islas supera el 4%, según un informe de la consultora inmobiliaria Tinsa.

La caída es generalizada en todo el territorio español, salvo en capitales y grandes ciudades, donde al cierre de agosto los precios de las viviendas subieron 0,4% respecto a marzo.

En las zonas de la costa, el descenso desde el comienzo de la pandemia alcanza 4,6% en el litoral mediterráneo y 4,3% en el agregado de Baleares y Canarias. Al tiempo que en las áreas metropolitanas, la caída acumulada desde marzo es de 3,3% y de 2,4% en el resto de municipios.

El informe de Tinsa señaló que en agosto los precios subieron 0,1% sobre el mes anterior y 0,9 % sobre un año antes.

La vivienda se revalorizó de media 15,7% desde el mínimo registrado en febrero de 2015 y sigue 33,7% por debajo de los máximos de 2007, cuando ocurrió la crisis financiera.

En tasa interanual, las capitales, las áreas metropolitanas y las islas todavía registran un valor medio superior al conseguido en agosto de 2019, con un crecimiento interanual de 2,8% en las capitales y grandes ciudades, de 3% en las áreas metropolitanas y de 5,5% en el grupo formado por Baleares y Canarias.

Por el contrario, la vivienda es 4,6% más barata que hace un año en las localidades pequeñas del interior agrupadas en resto de municipios y 1,5% en la costa mediterránea.

EFE / Madrid