España prevé un 2020 de estabilización en su mercado inmobiliario

Foto: YouTube

El sector inmobiliario español encara 2020 como un año de estabilización y normalización. Esto después del período de crecimiento que siguió a la crisis inmobiliaria, con el aumento de la oferta de vivienda de alquiler, el desarrollo de fórmulas como el coliving y la construcción industrializada entre sus principales retos.

A expensas de cómo pueda evolucionar la inestabilidad política en España, los expertos prevén que el ladrillo español siga siendo refugio de inversores extranjeros, entre ellos los venezolanos y mexicanos, que están “viniendo en masa”, según el presidente de la asesoría bursátil Armanext.

Las previsiones de promotores y constructores apuntan a que los precios de la vivienda subirán el año que viene entre 3% y 4%, cifra muy parecida o ligeramente inferior a las actualizaciones que tendrán gran parte de los salarios.

Para el secretario general de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) y director gerente de la madrileña Asprima, Daniel Cuervo, se trata de una “buena noticia porque permite que el comprador de vivienda pueda acceder a la misma”.

No obstante, Cuervo recordó, en entrevista con EFE, que España presenta “muchas realidades inmobiliarias” y que habrá zonas con subidas inferiores a 3%, mientras que en otras llegarán a 7% y 8%.

En esa evolución a distintas velocidades incide el director de estudios de Pisos.com, Ferran Font, para quien la fluctuación de precios será “extremadamente heterogénea dependiendo del mercado o región”, de forma que “habrá zonas en las que los precios bajen, en algunas se mantendrán estables y en otras seguirán su tendencia alcista”.

La estabilización de la actividad en 2020 pivotará en una producción de vivienda nueva que la APCE estima entre 110.000 y 115.000 unidades, prácticamente igual que este año 2019.

EFE / Madrid