Holanda abre el estacionamiento de bicicletas más grande del mundo

Foto: EFE

En Utrecht, localidad de Holanda en el centro del país, acoge ahora al estacionamiento de bicicletas más grande del mundo, de tres pisos con capacidad total para más de 12.650 unidades, en busca de una solución a la falta de espacio en un país que oficialmente tiene más bicis que habitantes.

El nuevo aparcamiento es subterráneo, situado debajo de la Estación Central de Utrecht, porque en “Holanda siempre hay problemas para encontrar dónde poner la bicicleta y todo el mundo necesita un hueco adecuado, dejarla tirada en el espacio público supone molestar a otros”, explicó a EFE, el concejal de Transporte y Medio Ambiente de Utrecht, Victor Everhardt.

En Holanda muchos utilizan sus propias bicicletas para llegar hasta la estación, donde toman el tren a otra ciudad en la que trabajan. Otros, en cambio, llegan hasta Utrecht en tren y con su tarjeta de transporte OV-fiets, alquilan una bicicleta pública para llegar hasta sus lugares de trabajo en la ciudad.

Algunos incluso se mueven con bicicletas de carga, que transportan a una familia al completo, lo que hace necesarios espacios más grandes adaptados a su tamaño.

“Tener infraestructuras adecuadas es importante para ofrecer soluciones inteligentes a esta transferencia desde la bicicleta al tren”, añadió Everhardt durante la inauguración de este aparcamiento que tardó más de cinco años en construirse.

Una solución top

La construcción tiene un hueco para todos: los tres pisos están conectados con un carril continuo, que contiene rampas de velocidad, y hay rutas anchas de dos direcciones separadas en el garaje por portabicicletas.

Cada pasillo y cada uno de los espacios para aparcar están enumerados con señales electrónicas en rojo y verde, que ayudan a los ciclistas a encontrar un espacio libre, similar al funcionamiento de un estacionamiento de vehículos.

Foto: EFE

Además, las personas con discapacidad y los ciclistas con una suscripción anual pueden dejar su bicicleta inmediatamente al lado de la ruta principal, los demás deberán utilizar una rampa a los otros dos pisos para estacionar.

Las primeras 24 horas son siempre gratuitas, y cada día extra cuesta 1,25 euros.

Además de un espacio para estacionar, el parking ofrece alquiler de bicis públicas y un taller mecánico de reparación, que hace desde recambios de piezas indispensables, hasta revisiones periódicas o mejoras puntuales en la bici.

EFE / Utrecht