Hoteles de Las Palmas tendrán jardines y piscinas en las azoteas

La música en estos espacios de las azoteas solo podrá sonar hasta las 11:00pm / Foto: Las Palmas Resort

La Comisión de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó una nueva ordenanza municipal de edificación que permite la instalación de cubiertas vegetales y cafeterías en las azoteas de los hoteles y centros culturales.

“Creo que la medida es una buena noticia para el sector hotelero y para el turismo, y va en la línea de lo que ha sucedido en otras ciudades como Madrid, cuyo Círculo de Bellas Artes tiene un restaurante en su azotea” aseguró Javier Doreste, concejal de Urbanismo, en entrevista con la agencia EFE.

La nueva ordenanza fue aprobada oficialmente en diciembre del año pasado y se presentaron un total de nueve alegaciones que ya fueron resueltas. Su entrada en vigencia ocurrirá una vez que el pleno municipal la ratifique.

El plan del Ayuntamiento es revitalizar las azoteas de la ciudad con la instalación de pequeños jardines, cafeterías y piscinas. Los hoteles, de hecho, fueron uno de los más beneficiados con la nueva normativa que les permite instalar toda clase de piscinas y también de solarios en su planta más alta.
Aunque las cafeterías que se construyan en las cubiertas no podrán poner música y deberán cerrar a las 11:00pm para respetar el descanso de los vecinos del entorno.

La nueva normativa prohíbe el cerramiento de terrazas en aquellos edificios construidos con licencias posteriores al 26 de diciembre del 2000, mientras que los inmuebles que hayan sido construidos con anterioridad podrán cerrar la terraza con la condición de que la mitad de la superficie sea acristalada.

En el caso de los edificios pertenecientes al Plan Especial de Protección de Vegueta-Triana, la zona de Perojo, el casco histórico de Tafira y el paseo de Las Canteras, el cerramiento de las terrazas está prohibido.

Una vez entre en vigor la nueva normativa, los propietarios de las azoteas de los edificios de la capital no residenciales podrán instalar plantas tapizantes, que son aquellas especies que recubren el suelo formando una alfombra vegetal, y otras de mayor tamaño, aunque deberán utilizar, según especifica la ordenanza, sistemas adecuados para la protección general del edificio y el mantenimiento de la vegetación.

EFE / Las Palmas de Gran Canaria