Huracanes amenazan 7 millones de hogares en Estados Unidos

Las preocupaciones por los efectos del cambio climático se incrementan cada año. Hoy cerca de 7 millones de viviendas en las costas del Atlántico y el Golfo de los Estados Unidos corren riesgo inmediato por las tormentas y huracanes.

Según el Informe de CoreLogic’s, el valor de la reconstrucción superaría los $ 1.5 billones de dólares.  Similar velocidad experimenta el aumento del costo de reparación capital (RCV)  ̶  incluye el pago de la  mano de obra y el precio de los materiales ̶  , y el número de casas bajo probabilidades de desastres ocasionados por las marejadas e incidencias de la naturaleza.

Un total de 19 estados, además del distrito de Columbia, y 88 áreas metropolitanas, entran dentro de la geografía  analizada por CoreLogic’s, que dictaminó 5 niveles de riesgo: bajo, moderado, alto, muy alto y extremo. El grupo de especialistas, liderados por el Dr. Tom Jeffery, explicaron que datos más avanzados les brindó una panorámica más exacta de las viviendas en peligro por los efectos de las mareas y  tempestad.

Los analistas de CoreLogic’s  aseguraron que la información permite valorar de forma más exacta los riesgos, y evaluar la situación de las propiedades en los litorales. Con el inicio de la etapa ciclónica se  mantienen en alerta  3.9 millones de hogares en la costa atlántica. El estimado  de valor de costo de reconstrucción es de $ 953 mil millones.

En el caso de las proximidades del Golfo, cerca de 3 millones de casas se ven amenazadas. Los perjuicios por su posible destrucción rondan los $ 592 mil millones. Los huracanes podrían ser fatales para los estados con espacios más largos bordeando el mar. Florida con 2.7 millones de hogares, y Texas con más de 531 mil, resultan  los más propensos  a sufrir las consecuencias.

Ambos estados figuran en el primero y quinto puesto respectivamente, en un balance total del número de viviendas en riesgo y el costo de reparación. Para los habitantes de las áreas más bajas de Louisiana (segundo lugar con 800.521 viviendas en  riesgo) y Nueva York (cuarto lugar, 468.823 hogares), el peligro aumenta por las posibilidades de penetración del mar. En el caso particular del primer estado, su RCV es de  $ 184 mil millones,  segundo puesto de todo el país.

Según las estadísticas , la ubicación de los huracanes que azotaron las distintas ciudades resulta con frecuencia un factor más importante que el número de tormentas que pueden ocurrir durante el año. Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach  tienen el mayor número de hogares en situación de riesgo (780.482); el equivalente a un RCV de poco menos de $ 144 mil millones. Si lo comparamos con la ciudad de Nueva York, que tiene menos residencias en peligro (719.373), el valor de costo de reconstrucción es muy superior: $ 260 mil millones.

El estudio de CoreLogic’s se complementa con la información ofrecida por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), que muestra datos sobre las posibles zonas de inundaciones y sus correspondientes efectos sobre las propiedades.     Medios de prensa aseguran que “la manera más práctica de proteger largos trechos de costa entre las ciudades es extraer arena de los depósitos mar adentro y moverla hacia las playas cada cinco a 10 años, para reemplazar los sedimentos que se erosionan con las mareas, las tormentas comunes y los huracanes.  Sin embargo, no está claro si existen suficientes depósitos con granos del tamaño adecuado para sostener una playa o duna repetidas veces, por más de unas pocas décadas.