HyperIn es un nuevo material de construcción que ayuda a frenar el cambio climático

Foto: YouTube

El HyperIN es un material patentado por una empresa española y que pretende revolucionar la construcción por su excepcional aislamiento acústico, su carácter biodegradable y su resistencia al fuego permanente. Este elemento tiene, además, tal capacidad aislante térmica que permitirá disminuir 61% la factura energética de los hogares.

Los paneles y ladrillos de HyperIN son fáciles de manejar, tienen bajo coste y se fabrican con paja de arroz sin generar emisiones de dióxido de carbono. Este material se usará en breve para obras de residencias unifamiliares, centros comerciales y naves industriales en España, Alemania, Estados Unidos, Egipto, Portugal, Colombia y Nigeria.

Su creación fue una casualidad. La ingeniera Ana Blasco trabajaban con la paja del arroz para lograr un material sustituto del poliestireno expandido en las fallas y dieron con este revolucionario material, parecido al hormigón, hecho con paja de arroz y 15% de residuos plásticos.

“Supone un cambio de paradigma en el campo de los nuevos materiales. Los paneles y ladrillos HyperIN protegen los edificios, gracias a su resistencia al fuego permanente, una propiedad acompañada de un excepcional aislamiento término y acústico, además de una gran resistencia mecánica, lo que le convierte en un producto único en el mercado”, aseguró la ingeniera a EFE.

Blasco detalló, además, que el material, con patente europea y que ya ha presentado una nueva patente internacional, tiene un impacto directo en la lucha contra el cambio climático.

“Gracias al aislamiento térmico que ofrece HyperIN, la factura energética de los hogares (frío/calor) disminuirá hasta 61%”, resaltó Blasco, quien añadió que su instalación es fácil por ser “similar al del pladur”, lo que supone un importante ahorro en mano de obra porque con un único panel se sustituye el pladur y la lana de roca, “multiplicando sus propiedades”.

Gran parte de los componentes para fabricar HyperIN se obtienen de productos reciclados siguiendo los principios de la economía circular, como la paja del arroz, cuya quema está prohibida en Valencia por su impacto ambiental y ahora será reducida a cero por el uso de residuos plásticos en su composición.

EFE / Valencia