Impagos en los alquileres de España se triplicaron por el COVID-19

Foto: Wikipedia

Los impagos de los alquileres de viviendas en España se triplicaron durante los meses de confinamiento como consecuencia del COVID-19, hasta situarse en torno a 15%, según los datos de la Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval), que reclama un fondo de 700 millones de euros para ayudar a 350.000 familias.

Asval explicó en un comunicado que la morosidad pasó de 5% a 15% y prevé que siga incrementándose en los próximos meses si no se toman medidas efectivas.

“No están siendo efectivas (las ayudas públicas) para paliar las dificultades de los inquilinos más vulnerables en el pago del alquiler, lo que perjudica a millones de propietarios particulares” aseguró la asociación.  

Asval explicó que solo 1,3% de los inquilinos de viviendas que pertenecen a la organización mostró interés en solicitar préstamos con garantía pública como medida para hacer frente a la imposibilidad de pago de las rentas, lo que “confirma la escasa utilidad que está teniendo esta medida entre las familias con mayores dificultades económicas”.

En el caso de las ayudas directas para el pago del alquiler de las Comunidades Autónomas, la dotación presupuestaria es insuficiente debido a la alta demanda por parte de los inquilinos. No en vano, Asval reclamó al Gobierno español un paquete de medidas de apoyo directo para los inquilinos en situación de vulnerabilidad a través de la creación de un fondo de más de 700 millones de euros.

EFE / Madrid