Inmobiliarias españolas hablan de una caída de las visitas entre 60% y 70%

Foto: Presidence.es

Con menos visitas a los inmuebles, las primeras bajas en los precios de las viviendas y más dificultades de acceso a la financiación, vuelve “la nueva normalidad” al sector inmobiliario de España.

La Federación de Agencias Inmobiliarias (FAI) confirmó a EFE que los contactos disminuyeron y que los compradores que ya tenían avanzadas sus gestiones antes del COVID-19, están esperando “una situación mejor definida del mercado” y “mayor seguridad” desde un punto de vista económico y de salud pública.

“En compraventas, el volumen de visitas cayó entre un 60 y 70%, porque muchos se están esperando a las bajadas del mercado para comprar más barato”, apuntó Daniel Martín, director general de la agencia madrileña BusKpiso.

Durante el confinamiento, la actividad inmobiliaria se limitó a la firma de operaciones de urgencia, como aquellas cuyo retraso pudiera comprometer la compraventa. Esto supuso que las compraventas de viviendas inscritas en los registros de la propiedad españoles descendieran en abril 38,3% en comparación con el mismo mes de 2019, el mayor bajón de la serie estadística del Colegio de Registradores.

En el primer mes completo en estado de alarma sólo se produjeron 25.483 operaciones, frente a las 41.283 computadas en el mismo mes de 2019, según esta fuente. Un impacto que se suma al experimentado en marzo, cuando la caída fue de 17,7% en términos interanuales.

EFE / Madrid