Inteligencia Artificial no reemplazará a los corredores inmobiliarios

Foto: NAR Conference | Brian Copeland

En la medida que los experimentos con la Inteligencia Artificial crecen en todo el mundo, se suman gremios que comienzan a preocuparse por su futuro. Los corredores inmobiliarios en los Estados Unidos, cada vez más, evalúan las implicaciones de los robots, los algoritmos y la tendencia de los recorridos virtuales para la venta de los inmuebles, pero su trabajo parece estar asegurado, por lo menos, por los próximos cinco años.

“No creo que deban preocuparse porque la Inteligencia Artificial reemplace a los agentes de bienes raíces. Pero si bien creo que esta tecnología probablemente no nos eliminará, creo que nos hará más eficientes. Interactuamos con la Inteligencia Artificial todos los días. Siri, Alexa, Netflix Pandora, Spotify son parte de sus formas” explicó Bill Lublin, presidente ejecutivo de Century 21 Advantage Gold, en medio de su exposición en la NAR Realtors Conference & Expo 2018.

Lublin estuvo a cargo de la presentación llamada “Blockchain, Bitcoin & Robots en las Bienes Raíces”, durante el encuentro celebrado en Boston, entre el 2 y 5 de noviembre pasados. Lublin fue convocado por sus columnas focalizadas especialmente en cómo la tecnología puede impactar al sector inmobiliario y su postura es que hay muchos desarrollos positivos en la actualidad, pero que los corredores inmobiliarios deben preocuparse más por comprender de qué va cada uno y cómo pueden incorporarlo en su día a día, en beneficio de los clientes y del negocio.

“Cuando se lanzó al Bitcoin como código fuente abierto en el año 2009, Blockchain se envolvió junto con Bitcoin en la misma solución. Pero no son lo mismo”, apuntó Lublin, justo antes de invitar a los 1,3 millones de personas que forman parte de la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios de los Estados Unidos (NAR por sus siglas en inglés), a involucrarse más con la utilización de la tecnología para brindar una mejor experiencia a los compradores de los inmuebles.

Lublin, por ejemplo, mencionó el impacto positivo que puede tener el envío de los emails personalizados a los clientes, con inmuebles disponibles en el mercado y que pueden ofrecer un valor agregado por pequeñas preferencias como bares cercanos, escuelas en el área o la presencia de familiares en las adyacencias de la propiedad.