La Casa Blanca se vistió de Navidad

Cortesía: Pixabay

A pocas semanas de dejar el lugar para la nueva familia presidencial, una multitud de regalos, 56 casas de jengibre de juguete y las réplicas gigantes de los perros de la familia Obama son los protagonistas de la decoración navideña de este año de la Casa Blanca, presentada por la primera dama, Michelle Obama.

Las casas de jengibre, hechas con más de 200.000 piezas de Lego, rinden homenaje a los colores, la arquitectura y las características de todos los estados y territorios de Estados Unidos, reseñó Miami Diario.

Los árboles de navidad del Comedor Estatal albergan en sus hojas el tributo al territorio estadounidense, mientras que una réplica totalmente comestible de las alas Este y Oeste de la Casa Blanca, que este año contiene 68 kilos de tarta de jengibre en el interior y más de 45 kilos que decoran el exterior y casi 10 kilos de glaseado y de azúcar, aportan el toque dulce a la sala.

Este año, los regalos centran la decoración navideña de la Casa Blanca y nada más entrar en el aérea de visitas y en el pasillo del ala Este, una interpretación literal de un regalo, formada por una representación gigante que sirve como telón de fondo para las fotos, da la bienvenida a la época festiva en la residencia presidencial.

Más de 8.000 arcos y cintas situados en el techo del pasillo llevan a las réplicas de gran tamaño, fabricadas con más de 25.000 lazos de raso, de los perros de la familia Obama, Bo y Sunny, encargados de guardar los regalos.

Este año el tema festivo es “El regalo de las fiestas” con el objetivo de reflejar la alegría de dar y recibir además de los “verdaderos regalos de la vida” como el servicio, los amigos y la familia, la educación y la buena salud, durante la época festiva.

Por su parte, el Salón Azul, que se encuentra dentro de la habitación oval, alberga el árbol de Navidad de la Casa Blanca de este año, un pino de Douglas de casi 6 metros donado por una granja de árboles en Pensilvania, cortado especialmente para encajar en la sala, cuya guirnalda es una cinta con el preámbulo de la Constitución de EE.UU.

De acuerdo con la publicación de VOANoticias, en la Biblioteca, en el piso inferior, el tema es la educación. Algunos de los adornos del árbol están escritos con la palabra “niña” en 12 idiomas, en representación de la iniciativa “Dejemos que las niñas aprendan” de la Primera Dama, que busca alentar a los países a proveer educación a decenas de miles de niñas adolescentes en todo el mundo.