La oferta inmobiliaria de lujo en Costa del Sol resiste a la crisis

Foto: YouTube

La oferta inmobiliaria de lujo malagueña aguanta la crisis del COVID–19 y se mantiene estable tanto por la fortaleza de la demanda nacional e internacional, como de los propietarios, que por el momento no aceptan rebajas sustanciales en el precio de cierre, según la inmobiliaria especializada Barnes.

El sector inmobiliario encara este último trimestre del año 2020 en medio de “una recuperación lenta, con muchas interrogantes en el horizonte y en el que el ritmo del mercado residencial irá de la mano de la evolución de los precios”, señaló Barnes en un comunicado público.

La inmobiliaria señaló que el mercado premium de esta zona de España “es uno de los menos golpeados” por la crisis del coronavirus debido al interés estable de la demanda internacional.

Los compradores buscan propiedades con un precio medio de 1,5 millones de euros como segunda residencia, mientras que los inversores buscan terrenos para construir o activos a reformar.

El segmento del superlujo, por encima de los 3 millones, no registra caídas de precios pero “apenas cuenta con demanda en estos momentos”.

Barnes Marbella indicó, además, que antes del coronavirus “la gente quería invertir en casas de vacaciones o para poner en alquiler de corta temporada”, y ahora busca propiedades con grandes espacios exteriores por si hubiera un nuevo confinamiento, pero también hogares con la posibilidad de teletrabajar sin estar encerrados en un apartamento en el centro de la ciudad.

EFE / Málaga