Las casas hechas con containers llegan a la Argentina

Foto: Suite Box

Reutilizar los containers para la construcción de viviendas no es una idea nueva, pero se usan, sobre todo, en Europa. Ahora esta modalidad de construcción de casas modulares llegó a la Argentina como una opción accesible para los jóvenes profesionales y las parejas recién formadas.

“Las grandes ventajas de este método son el tiempo de ejecución de la obra que se reduce a la mitad, la calidad constructiva, y la ausencia de adicionales sorpresivos en los presupuestos. En cuanto al metraje, en tanto que la construcción se realiza por módulos, no tiene límites: a mayor necesidad de metros, más módulos”, explicó César Stivaletta, diseñador de interiores que trabaja con estas viviendas, en su entrevista con el diario La Nación.

Entre las ventajas que ofrecen estas casas hechas con containers está que el tiempo de construcción solo promedia 90 días, por ejemplo, cuando se trata de una vivienda de 90 metros cuadrados. El avance expedito responde a que más de la mitad de la construcción se hace en un lote industrial y luego solo hay que realizar las instalaciones de agua, luz y pozo séptico a la hora de montarla en el lugar que el propietario decida.

Otra de las facilidades que ofrecen las casas modulares es que pueden trasladarse sin problemas y también permiten eliminar la huella de carbono asociada a los containers. Para la construcción se utilizan, en promedio, unos 4.000 kilos de acero del container, que antes solo se desaprovechaba en los puertos.