Las estafas más comunes en Bienes Raíces

Los estafadores utilizan diferentes técnicas para atraer a sus víctimas.Los estafadores utilizan diferentes técnicas para atraer a sus víctimas.
Los estafadores utilizan diferentes técnicas para atraer a sus víctimas.

Los estafadores utilizan diferentes técnicas para atraer a sus víctimas.

Si usted puso en venta su vivienda, o simplemente la renta, tiene grandes probabilidades de estar en la mirrilla telescópica de los llamados “estafadores inmobiliarios”.

 

Este tipo de fraude que se ha reiterado en muchas ocasiones desde 2014 incluye a unos supuestos inquilinos interesados en su propiedad.

 

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) ha puesto sus manos en varias pesquisas relacionadas con el tema y hasta el momento ha descubierto que las pérdidas económicas fueron cuantiosas durante el pasado año.

 

Para que tengan una idea, el sector de los bienes raíces en EE.UU. perdió casi veinte millones de dólares en ese lapso.

 

Un informe oficial emitido por el FBI también reveló que el 64 por ciento de las víctimas fueron personas mayores de cincuenta años.
scamVarias formas de estafar

 

Este fraude está muy bien estudiado y calculado por sus autores. Se ejecuta de diferentes maneras, por ejemplo, una de ellas es que los sospechosos toman anuncios de las casas o apartamentos disponibles para renta y los ponen en otros sitios haciéndose pasar por los dueños. Después, solo resta esperar que alguien pique la carnada.

 

Cuando alguna víctima tire del anzuelo, o sea, que esté atraída por el anuncio del estafador, entonces éste solicita a sus “presas” que les envíe un adelanto del dinero mediante giros.

 

Otra técnica fraudulenta es hacia los propietarios, en este caso los sospechosos se convierten en inquilinos, que ofrecen cheques de anticipo de cuentas sin fondos.
El dinero “que nunca dieron” los estafadores, regresa a ellos cuando se arrepienten de la compra o la renta, ya que los bancos muestran los cheques como si fueran verdaderos antes de que se compruebe lo contrario. Ahí es cuando los propietarios devuelven un dinero que nunca recibieron.

 

Las víctimas han sido múltiples desde que estos fraudes afectan a todo el territorio estadounidense. Por ello el FBI ha pedido que se denuncie cualquier delito de este tipo al sitio Web www.IC3.gov.