Las mansiones flotantes se ponen de moda entre millonarios

floatLas ya famosas mansiones flotantes continúan siendo objeto de algunos “caprichos” de los multimillonarios que cada día muestran interés por vivir con total privacidad.

 

Este novedoso concepto inmobiliario comenzó primeramente como una alternativa a otros inmuebles lujosos que existían en tierra firme, pero, en la actualidad resultan muy demandados por los “súper poderosos” de todo el mundo.

 

Hasta el momento dos compañías inmobiliarias ofrecen este tipo de viviendas que presumen de comodidades de alto rango como gimnasios, spa e incluso salones de belleza, subrayó Vive USA.

 

Por ejemplo, la empresa Migaloo tiene en venta cinco modelos de islas flotantes que se soportan gracias a dos plataformas sumergidas hasta 117 metros de profundidad.

 

En tanto, Christies International Real Estate va mucho más allá en cuanto a la cultura del detalle y permite que los potenciales compradores diseñen su propia mansión sobre el mar.

 

migalooLos clientes tienen así la posibilidad de decidir qué ambiente rodeará su propiedad, así como el tamaño y la forma que tendrá la misma.

 

Según esa misma compañía, las originales mansiones flotantes podrán situarse en cualquier punto del planeta en un futuro próximo. Mientras, los promotores han seleccionado tres localizaciones iniciales que habitualmente son residencia de multimillonarios: Maldivas, Dubai y Miami.

 

El primer proyecto se denomina Amillarah y estará en pleno océano Índico, en las Maldivas, compuesta por diez propiedades flotantes a 25 minutos en barco del aeropuerto, reseñó Cinco Días.

 

A la aventura empresarial se ha sumado la compañía kuwaití Oqyana Real Estate, que construye en Dubai la promoción conocida como The World, un conjunto de islas artificiales con la forma de los cinco continentes.

 

Allí se situarán 33 islas flotantes de “ultralujo”, con mansión, piscina, jardín, y playa. En el caso de Miami, serán treinta propiedades en un lago y otra que disponga de instalaciones comunes, comentó Alta Viviendas.

 

El precio de estas islas-mansiones oscilará entre diez y doce millones y medio de dólares.

 

Ya algunos famosos han estado atraídos por los encantos de tales casas sobre el mar.

 

El futbolista portugués y estrella del Real Madrid, Cristiano Ronaldo regaló el pasado verano una isla griega a su representante Jorge Mendes con motivo de la boda de este último.