La marihuana deja huella en el mercado inmobiliario de Denver

La legislación de Colorado permite que un ciudadano cultive entre 6 y 12 plantas en su vivienda / Foto: Colorado.com

Atrás quedaron los días en que la marihuana empujaba el mercado inmobiliario en Denver, la primera ciudad en los Estados Unidos en aprobar el uso recreativo de la droga en el año 2014. Ahora los inversionistas y los corredores de bienes raíces comienzan a ver como el moho creado por las plantaciones internas en las viviendas y las modificaciones de infraestructura para estos cultivos reducen el valor de las propiedades.

En Denver, al igual que en el resto del estado de Colorado, está permitido que cada ciudadano mayor de 21 años pueda sembrar un cultivo de marihuana entre seis y doce plantas en un espacio privado. En la mayoría de los casos se crearon habitaciones especiales en los sótanos para este fin y en otras propiedades, se hicieron modificaciones para permitir los riegos continuos que la planta necesita para crecer de una forma adecuada.

“Es muy difícil para los dueños de esas propiedades. Si una familia no usa marihuana, no va a querer vivir en esa vivienda, aunque se trate de una excelente propiedad. Si la vivienda no cumple con los códigos vigentes, no puede habitarse. Y limpiarla y restaurarla puede costar miles y miles de dólares, algo que solo los inversionistas están dispuestos a pagar”, explicó la corredora de bienes raíces María Díaz, en entrevista con EFE.

Esta preocupación de algunos inversionistas de los bienes raíces contrasta con el entusiasmo que generó la legalización de la marihuana en todo Colorado. El mercado inmobiliario fue empujado por la compra de inmuebles tanto residenciales como comerciales pagados en efectivo, por la ola migratoria que se registró desde el 1° de enero de 2014. El cálculo es que 285.000 metros cuadrados de espacio comercial fueron comprados para el negocio marihuana, mientras que otros 185.000 metros cuadrados fueron alquilados. A la ciudad llegaron, además, cerca de 100.000 personas que también buscaban viviendas para comprar o alquilar.