Más extranjeros que locales en el sur de la Florida

Fuente: investmentjuan01.com

Miami y el sur de la Florida ganan adeptos por las amplias posibilidades de negocios, vivienda. Su agradable clima y factores culturales convierten a las áreas metropolitanas en referencia para habitantes de todas partes del planeta. El sur de la Florida continúa entre los paraísos preferidos para un número creciente de compradores de vivienda y hombres de negocio de talla mundial; un capital que fortalece la economía de la región según expertos de Miami Association Of Realtors. Según datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, se calcula que en el último lustro más de 335.000 internacionales se mudaron al área metropolitana de Miami ,Broward y Palm Beach; factor que produjo un volumen de ventas de viviendas a extranjeros de $ 6.1 mil millones, solo el año anterior.

Precisamente los compradores foráneos impulsan hoy el mercado inmobiliario de Miami. El Estado del sol representa el 21 por ciento del total  de operaciones de compras universales en todo el país, de acuerdo con International Home Buyers de Florida.  Miami y Fort Lauderdale resultan en la actualidad los espacios de más acción en cuanto a ventas al exterior.

En reciente encuentro de negocios, Alicia Cervera Lamadrid, una de las más importantes conocedoras de asuntos de bienes raíces, aseguró que  solo el área de la Bahía tenía compradores de 36 nacionalidades, repartidos en varias adquisiciones. De especial interés le resultaban los condominios de pre construcción.

“A diferencia de cualquier otra parte del mundo, Miami da la bienvenida a todas las nacionalidades e idiomas,” destacó Cervera Lamadrid. Más del 51 por ciento de los residentes en la ciudad son nacidos en el extranjero según estadísticas oficiales. Bastaría con fijarse en el ejemplo de  Miami-Dade. El cuarto distrito escolar más grande de la nación en los EE.UU, cuenta con 345.000 estudiantes, quienes hablan 56 idiomas diferentes y representan más de 160 países. El abanico de oportunidades de Miami no se reduce a las oportunidades de residencia; además influye en el crecimiento de la población, las instituciones artríticas y culturales.  Dos ejemplos claros  los tenemos en Miami Beach’s Art Basel, y el barrio de Wynwood; ambos espacios atraen la atención de amantes desde los más variados lugares del mundo. En tanto el Down Town de Miami cuenta con el reconocido Museo de Arte Pérez, una de las mayores atracciones turísticas.   El crecimiento de Brickell,  núcleo de la banca, la inversión y los centros financieros de Miami, es otra de las muestras del auge de personas emigrando a la ciudad.    Y para facilitar la expansión y el movimiento de este creciente volumen de personas, las autoridades y compañías radicadas en Miami se enfocan en proyectos como Metrorail, para llevar a los pasajeros desde el aeropuerto hasta el centro.

Incluso los neoyorkinos escogen a Florida como nuevo paradero para reacomodarse. Gracias al auge de la industria tecnológica y toda la infraestructura de la urbe, más de 22.000 personas provenientes de Nueva York llegaron hasta los predios del sur en el periodo de 2009 al 2013, según la Oficina del Censo de EE.UU.

Y sin nos fijamos en las estadísticas que miden las posibilidades del mercado laboral; en Miami-Dade aumentó en 2 por ciento para llegar a los 2.18 millones de personas con empleo en 2014. Incluso creció hasta un 4.1 por ciento el número de habitantes que ganaban al año más de $ 75.000. Otra de los indicadores positivos de la ciudad es el nivel educacional y académico que ha alcanzado su población. En ese condado en los últimos dos años los residentes con títulos de postgrados se incrementó hasta un 7.5 % Según expertos, la dinámica de Miami se  ha convertido en referencia a nivel mundial; el aumento de la cultura de sus habitantes, así como factores económicos y sociales, convierten a la ciudad en una de las opciones de primera escala para establecer un proyecto de vida.