Mercado de alquileres en Buenos Aires viene en caída

Foto: Gobierno de Buenos Aires

La devaluación de la moneda, la caída en la rentabilidad y el debate en el Congreso para una nueva legislación de los alquileres son las tres razones para que el mercado de propiedades para el uso familiar en Buenos Aires venga en caída. Los dueños de las viviendas buscan cambiarse a los alquileres vacacionales o probar entre las propiedades dirigidas a pequeños emprendimientos empresariales.

“Se ve muy claramente el retroceso en cuanto a la oferta de inmuebles en alquiler. Hasta no hace mucho tenía cerca de 15 propiedades para ofrecer y ahora me quedaron unas cuatro. Es difícil trabajar de este modo”, detalló Jorge Toselli, titular de JT Inmobiliaria, en su entrevista con el medio IProfesional.com.

A la mayoría de los propietarios en Argentina les preocupa que firmar un contrato con un precio de alquiler bajo, mientras que la moneda nacional atraviesa una fase de inestabilidad y la economía argentina completa entra en recesión.

Aunque otro grupo de dueños está más nervioso con las nuevas regulaciones que se contemplan en el proyecto de la Ley de Alquileres y que incluyen un plazo mínimo de tres años para cada contrato, así como la prohibición de pagos adelantados o un depósito superior a más de un mes de renta. La nueva legislación incluso vislumbra que el depósito entregado por los inquilinos debe indexarse al cánon del último mes pagado al momento de entregar la vivienda.

Los propietarios, entonces, decidieron moverse a los alquileres vacacionales a través de plataformas como Airbnb, en especial para los inmuebles en puntos estratégicos de la capital argentina. Mientras que otros buscan acercarse a un mercado mucho más nuevo que es el alquiler de los inmuebles para el uso empresarial, en especial de pequeños emprendimientos tecnológicos que buscan espacios pequeños y con una ubicación céntrica.