Mercado inmobiliario de China cierra 2017 con una profunda caída

El volumen de ventas en China cayó durante 10 meses de forma consecutiva / Foto: Youtube

La venta de viviendas en China experimentó un año gélido durante el pasado 2017, debido a una ola de políticas gubernamentales que se crearon para impedir que grupos de inversionistas acumularan un pool de unidades residenciales solo para la reventa. Por eso, el volumen de las transacciones de las nuevas viviendas tuvo una caída de 18% en una tasa interanual en un conjunto de 50 ciudades chinas, de acuerdo con los cálculos de la firma E-House China R&D Institute.

Los controles impuestos por el gobierno chino para frenar la venta especulativa de los inmuebles terminaron por paralizar al mercado inmobiliario, que experimentó 10 meses ininterrumpidos de caída en el volumen de compraventas. Al cierre de diciembre 2017, el segmento del mercado de nuevas viviendas residenciales cerró con 27,37 millones de metros cuadrados negociados, lo que representa una caída de 13% en comparación con el mismo mes del año anterior.

“Esto ha reflejado una tendencia de enfriamiento en el mercado”, explicó Lai Qin, investigador del E-house China R&D Institute, en entrevista con la agencia Xinhua en español.

En ciudades como Beijing y Shangai, el volumen de operaciones durante diciembre pasado experimentó una disminución de 38% y 28% respectivamente, en comparación con el mismo mes del año 2016.