Mercado inmobiliario de Managua cayó 50% durante el año pasado

Foto: Hotel Casa Real Managua

Las huellas de la crisis política ahora ya son más que visibles en el negocio inmobiliario de Nicaragua. La compraventa de propiedades residenciales y comerciales en Managua, la capital del país centroamericano, cayó 50% durante el año pasado, de acuerdo a los datos manejados por la firma Keller Williams (KW Nicaragua), que reúne a más de 200 corredores inmobiliarios.

“En Nicaragua se están vendiendo casas. Ha bajado el mercado, como dicen los gráficos, en más de 50% en el municipio de Managua. Entonces, lo que nosotros hacemos énfasis es en entrenar a nuestros agentes y hacerles ver que hay negocios, que sigan el modelo que tenemos y vamos a seguir haciendo negocios”, aseguró Roberto Serrano, presidente ejecutivo de KW Nicaragua, en su entrevista con El Nuevo Diario.

El primer efecto de las protestas sociales que empezaron en abril de 2018 fue una caída en el precio de los inmuebles de todas las categorías. Esto fue visto como una oportunidad por algunos inversionistas internacionales, sobre todo, en las áreas turísticas como San Juan del Sur. Sin embargo, la prolongación del enfrentamiento con el gobierno de Daniel Ortega arrastró al mercado a una desaceleración importante debido a una caída en la demanda.

Ahora, por ejemplo, hay una sobreoferta de unidades residenciales para alquilar debido a que un porcentaje importante de nicaragüenses se vieron forzados a migrar en medio del conflicto político y económico y por ende, hay menos demanda de casas o departamentos para rentar.