Mercado inmobiliario de Miami alcanza su estabilidad

Foto: Orlando.com

El sector inmobiliario de Miami aprendió las duras lecciones de la crisis de 2008 y una década después, con una base y una estructura más sólidas, alcanzó la estabilidad en un panorama sin señales de “burbuja”, según sus conocedores.

Aunque Miami fue una de las ciudades más afectadas por una crisis originada en las hipotecas, también fue una de las primeras en salir. “En 2011 empezamos a construir de nuevo”, dijo a EFE, Alicia Cervera, directora de la agencia inmobiliaria Cervera Real Estate.

Lo que siguió a partir de 2012 fue un boom que ahora está llegando a su fin, solo que esta vez no hay ningún colapso a la vista, dice un reciente estudio de la Autoridad de Desarrollo del Downtown de Miami o DDA.

Ahora los desarrolladores inmobiliarios se resisten a caer en el exceso de oferta y también en el exceso de financiación, lo que contrasta con lo que ocurría en la época de recesión.

“El cambio de ciclo (a uno de subida le sigue uno de bajada) ha sido completamente diferente de lo que era en el pasado. Hemos llegado a un punto de equilibro. Se ha parado de construir y las ventas siguen, aunque el nivel es menor”, dice el desarrollador Jorge Pérez, presidente y primer ejecutivo de la compañía The Related Group.

El estudio de DDA abarca no solo el Downtown propiamente dicho, sino un área situada más al norte y conocida por sus museos y centros de entretenimiento y el barrio de Brickell, al sur.

En la zona, cuya población ha aumentado casi un 40% desde 2010, hasta llegar a 92.235 habitantes, lo que se construye son principalmente edificios residenciales, los llamados condominios, y actualmente hay menos proyectos en construcción que hace un año.

De todas las unidades de condominios actualmente en construcción, 70% está prevendido y de las ya concluidas, más de 80% se ha entregado ya a los compradores, señala el informe realizado por Integra Realty Resources.

EFE / Miami