La madera reina en la nueva sede de Swatch

Foto: Swatch Group

La nueva sede de la compañía suiza Swatch cuenta con una superficie de 25.000 metros cuadrados y cinco pisos de oficinas. Su elemento más característico, sin embargo, es una estructura curva de madera que forma parte de las más grandes del mundo.

Todo el diseño estuvo a cargo de la firma de arquitectura japonesa Shigeru Ban y tuvo que recurrirse a tecnología en 3D para conocer los puntos exactos de la instalación de las vigas de un edificio que presenta una silueta curveada y brillante. La edificación tiene una longitud total de 240 metros y otros 35 metros de ancho y está ubicada en Bienne, Suiza.

Foto: Swatch Group

La fachada en su punto más alto mide 27 metros, pero son las líneas curveadas y la conjugación de la madera con el vidrio lo que dan un toque único a la edificación. Allí trabajarán ahora todos los integrantes de Swatch International y Swatch Switzerland, aunque también la estructura albergará un puente para cruzar al museo del tiempo.

La construcción de la edificación tomó cinco años y se incluyeron elementos claves para la sustentabilidad ambiental. El agua subterránea, por ejemplo, se aprovecha para calentar y enfriar el edificio. Mientras que buena parte del consumo eléctrico provendrá de los paneles solares fotovoltaicos instalados en puntos estratégicos de la edificación.