Alquileres en Nueva York vuelven a sus precios habituales

Foto: YouTube

Después de meses de espejismo inmobiliario inducido por la pandemia del COVID-19, los precios de los alquileres residenciales en Nueva York volvieron a dispararse pese a la incertidumbre sobre la vuelta a las oficinas que aún permanecen vacías.

El avance de las vacunas, el cese de las restricciones y la relativa vuelta a la normalidad en el ocio devolvieron a la Gran Manzana su estatus como una de las ciudades más atractivas en los Estados Unidos para vivir y con eso volvieron a subir los precios de los alquileres.

“El mercado giró en abril y cada mes se ha vuelto más ajustado. Ha sido mucho más rápido de lo que se anticipaba. Hay muy poco inventario para alquilar en la mayoría de distritos y está suponiendo un reto”, señaló a EFE Hal Gavzie, director ejecutivo de arrendamientos de la inmobiliaria Douglas Elliman.

Esta inmobiliaria destacó en su reporte de agosto que los nuevos contratos de alquiler residenciales en Manhattan, Brooklyn y Queens se dispararon a su mayor nivel desde 2008, con lo que desaparecieron “las promociones pandémicas” en las que se llegaron a ofrecer hasta 8 meses de alquiler gratuitos, en algunos casos.

A finales de septiembre estaban 15.500 apartamentos disponibles, menos que antes de que comenzara la pandemia del coronavirus, con precios aproximándose a cifras previas a marzo de 2020, con los más altos en Manhattan (una media de 3.100 dólares), seguidos por Brooklyn (2.650) y Queens (2.250).

EFE / Nueva York