Nueva York prohíbe fumar al interior de las viviendas públicas

Foto: University of South Florida

El Departamento de Vivienda del Ayuntamiento de Nueva York instauró desde el pasado 30 de julio, la prohibición de fumar en los pisos de protección oficial, en las zonas comunes de los edificios e incluso, en las aceras más cercanas.

La nueva política, anunciada por la autoridad de la vivienda de la ciudad (Nycha, por sus siglas en inglés), prohíbe el uso de cigarrillos, puros, pipas y narguiles en áreas comunes interiores, dentro de unidades de vivienda pública, en oficinas administrativas y en áreas al aire libre a menos de ocho metros de los edificios pertenecientes a la protección oficial.

“La iniciativa libre de humo de la Nycha está diseñada para crear hogares más saludables para los residentes y entornos de trabajo más saludables para los empleados al reducir la exposición al humo de segunda mano y brindar apoyo a los residentes y empleados que fuman y quieren dejar de fumar”, señaló en una nota la autoridad de la vivienda en Nueva York.

Las autoridades municipales recordaron que fumar es la principal causa de muerte prevenible en los Estados Unidos y que el humo de segunda mano puede desencadenar ataques de asma y provocar apoplejías, ataques cardíacos, cáncer y enfermedades respiratorias.

“Los niños y las personas mayores, casi la mitad de todos los residentes de la Nycha, a menudo son los más afectados”, expusieron las autoridades locales, que creen que “la eliminación de fumar en el interior y cerca de los edificios es la mejor manera de proteger a las personas de la exposición al humo de segunda mano”.

EFE / Nueva York