Nuevas viviendas en el Reino Unido tendrán cargadores eléctricos para carros

Foto: Unsplash | Andrew Roberts

La apuesta por los vehículos eléctricos ahora estará más que consolidada en el Reino Unido. Las autoridades tienen un proyecto de ley para imponer que todas las nuevas viviendas y oficinas construidas cuenten con cargadores eléctricos para carros.

La intención es que los edificios residenciales o las viviendas unifamiliares ofrezcan un punto de carga eléctrica por cada espacio de estacionamiento, mientras que en las torres de oficinas la norma impone un punto de carga eléctrica por cada cinco puestos de estacionamiento.

El Reino Unido fue uno de los líderes mundiales que se comprometió a abandonar la fabricación y la utilización de los vehículos que funcionan con combustibles fósiles para el año 2030 y esta nueva legislación solo viene a ser otro paso para impulsar el giro completo a la nueva era del cambio climático.  

La visión de los legisladores no solo pasa por fijar el requisito de los puntos de recarga eléctrica sino también con la utilización de un sistema de inteligencia artificial, que ayude a los vehículos a determinar cuál es el mejor momento para conectarse a la red eléctrica central para hacer la carga.

Otro de los puntos centrales del proyecto de ley es obligar a un lapso de desconexión de nueve horas en cada punto de recarga eléctrica durante cada día, con la meta de evitar que se produzca un colapso de la red eléctrica central.

Esta es una propuesta innovadora que convertiría al Reino Unido en el primer líder mundial que impone este requisito en las nuevas construcciones de vivienda. Al punto que pudiera ser un ejemplo para otros países en el mercado inmobiliario europeo, donde la utilización de los carros eléctricos avanza con fuerza.