Oregón se despide del modelo de viviendas unifamiliares

Foto: Brick Underground

Aquellas imágenes del amplio jardín de la vivienda en donde los niños de una familia se dedicaban a jugar baloncesto o celebrar los cumpleaños quedarán atrás dentro de muy poco en el estado de Oregón. Una nueva legislación, aprobada por consenso entre republicanos y demócratas, prohibirá la zonificación residencial exclusiva para las viviendas unifamiliares, que son las casas amplias, solitarias y con vastos jardines.

Ahora en Oregón lo común serán las zonificaciones residenciales para construir viviendas dúplex o edificios pequeños de hasta cuatro departamentos. La premisa de la legislación es utilizar de forma más intensiva los terrenos y con esto, impulsar un incremento en la oferta residencial y por ende, en la disminución de los precios de cada una de las unidades.

“Se trata de permitir diferentes oportunidades en vecindarios que actualmente son extremadamente limitados”, argumentó la representante demócrata a la cámara baja de Oregón, Tina Kotek, quien lideró el proyecto de ley, en su participación pública.

Oregón está bordeado por Washington al norte y por California al sur y al igual que sus vecinos, el precio de las viviendas viene en aumento en este estado en los años recientes. Eso dejó a las familias de clase media y de bajos ingresos fuera del “sueño americano” de comprar su propia casa.

En Portland, por ejemplo, las familias con ingresos entre los 30.000 y 40.000 dólares por año no pueden ni siquiera optar por un financiamiento para adquirir una primera vivienda. Esto sucede porque las casas unifamiliares son más costosas y también porque la oferta se concentra en atraer a aquellos compradores que pueden cancelar otras comodidades como acabados de lujos en sus cocinas o sótanos completamente terminados.