Panamá convoca a las constructoras para su Zona Franca de Tocumen

Foto: PLP Panamá

El plan de Panamá es que la nueva Zona Franca de Tocumen, ubicada al lado del Aeropuerto Internacional de Tocumen, se convierta en un punto obligado para la compra de mercancías de alto valor en Latinoamérica. El objetivo es comercializar un cúmulo de electrodomésticos y equipos tecnológicos, así como artículos farmacéuticos, repuestos y partes que necesitan importarse con rapidez.

El primer llamado del proyecto fue a la homologación. Un grupo de 30 empresas, entre panameñas y extranjeras, acudieron a la cita que es el primer paso para obtener la licitación de la primera fase de la construcción de la Zona Franca de Tocumen. Esta etapa requiere una inversión fijada en 12,3 millones de dólares.

La parcelación y urbanización de 12,93 hectáreas en los alrededores del aeropuerto será el primer paso para el arranque de las obras. La empresa ganadora contará con 385 días para completar un ciclo que incluye: la nivelación del terreno, la instalación de los servicios públicos, el cercado de la zona, las calles, el drenaje, el punto de control de la Aduana y por supuesto, las oficinas y demás obras de infraestructura.

El objetivo de Panamá es que esta nueva Zona Franca de Tocumen pueda consolidar a este país como el principal punto de trasbordo de mercancías en América Latina. Con la ampliación del Canal de Panamá se ratificó como el punto comercial y ahora busca que esto incluya también a los tipos de mercancías que se importan y exportan por transporte aéreo, debido a sus dimensiones o la urgencia de obtención por parte de las empresas.