Franquicias voltean la mirada a los edificios empresariales en Perú

Foto: GKDevelopment

Ante la falta de nuevos espacios en los centros comerciales en Perú, las franquicias comienzan a abrirse camino en los grandes edificios corporativos y los complejos residenciales. Esta nueva tendencia comienza a verse, sobre todo, en la capital peruana.

Franquicias de rubros tan diversos como la gastronomía, la indumentaria o los gimnasios buscan hacerse con el alquiler de espacios, en especial, en los edificios de oficinas. Los locales comerciales con una superficie cercana a los 70 metros cuadrados están entre los más buscados.

“Con la cantidad de familias o empresas en un edificio, el precio de alquiler en el primer o segundo nivel ya está pagado”, explicó Luis Kiser, presidente de Front Consulting, en su entrevista con el diario Gestión.

Otras franquicias dedicadas a servicios como las tiendas de conveniencia en donde se venden bebidas y snacks, así como otras vinculadas con las lavanderías o tintorerías buscan son los espacios comerciales dentro de los centros residenciales en Lima.

Los distritos de San Borja y Surco son dos de las zonas que ahora están bajo la mira de las franquicias, que también buscan hacerse de los llamados locales comerciales de fácil acceso en la calle. Aunque la zona de San Isidro también mantiene una preferencia importante en las búsquedas inmobiliarias de esta clase de empresas.