San Francisco crece con nuevos edificios altos a la sombra de un sismo

Foto: Pixabay

San Francisco vive bajo la amenaza de un nuevo sismo en la falla de San Andrés, pero igual en el perfil de esta ciudad californiana aparecen, cada vez más, nuevos edificios más altos. Esta tendencia está liderada por los desarrolladores inmobiliarios que tratan de ofrecer nuevas opciones para satisfacer la alta demanda de viviendas.

Los edificios de apartamentos de varios pisos se multiplican ahora donde antes solamente se alzaban viviendas de dos o tres niveles, y el año pasado se inauguró en el centro una torre de oficinas de 326 metros, la más alta de la ciudad y que cambió sustancialmente el perfil de la urbe.

Esta Torre Salesforce, que alberga, entre otras, las oficinas centrales de esta próspera empresa tecnológica, es un símbolo de la evolución que experimenta San Francisco en la actualidad.

Este colosal edificio se convirtió, también, en el representante de una preocupación perenne de los habitantes de esta localidad: ¿Qué ocurrirá con los edificios altos cuando se produzca el terremoto? ¿están lo suficientemente protegidos?

La ciudad californiana, situada en las inmediaciones de la falla de San Andrés en la que coinciden las placas norteamericana y del Pacífico, tiene 72% de posibilidades de experimentar un terremoto de, por lo menos, magnitud 6,7 en la escala de Richter antes de 2043, según estimaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Para tratar de tranquilizar a la población, la alcaldesa London Breed emitió una orden ejecutiva para que varias agencias del municipio elaboren una guía actualizada que indique “a la ciudad, a sus empresas y a sus vecinos”, qué tienen que hacer para minimizar el daño de un sismo mayor y garantizar una reconstrucción completa.

EFE / San Francisco