San Francisco: el boom inmobiliario que asusta

San Francisco, California.San Francisco, California.
San Francisco, California.

San Francisco, California.

El boom inmobiliario en San Francisco siempre ha estado asociado a su contraparte: la quiebra. Ahora mismo la ciudad californiana experimenta un gran auge de la vivienda, aunque los índices nacionales no hagan alusión al peligro.

 

El índice de precios de la vivienda S&P/Case-Shiller no incluye a San Francisco, pero sí a otros cuatro condados del área de la bahía: Alameda, Contra Costa, Marin y San Mateo. Hay más condados en esa área, pero no están incluidos en el índice.

 

Dos de las ciudades de esos condados incluidos en el índice S&P/Case-Shiller —Richmond y Oakland— están entre las ciudades más con más peligro, y sucede que los precios de la vivienda allí son más bajos que en el real San Francisco.

 

Si nos atenemos al informe del Paragon Real Estate Group —de mayo de 2015—, que recoge datos barrio a barrio, lo que encontramos es un aumento vertiginoso de los precios de la vivienda.

 

La pregunta de todos es cuándo estallará la nueva burbuja.

La pregunta de todos es cuándo estallará la nueva burbuja.

Hay que apelar a la memoria. No tenemos que ir muy atrás en el tiempo. La burbuja inmobiliaria que estalló en los EEUU a finales de la década pasada se hizo mundial, provocando los mayores planes de rescate de todos los tiempos. En ese momento, poco antes del estallido de la burbuja, las viviendas en San Francisco llegaron tener valores de locos. El precio medio en 2007 era alucinante: 895.000 dólares.

 

Luego del estallido de la crisis llegó inevitablemente la quiebra y la parálisis. En enero de 2012 el precio medio de la vivienda se había hundido hasta llegar a los 615.000 dólares.

 

Para entonces, la inyección de la Reserva Federal había lanzado dinero sobre la ciudad. El mercado de valores se recuperó y también cobraron auge nuevas startups. San Francisco experimentó un boom turístico, una avalancha de compradores foráneos y regresó el capital para refinanciar. El plan de recuperación funcionó. Luego de tres años y algunos meses el precio promedio de una casa es de 1.225.000 dólares.

 

Enero es un mes que marca un punto bajo en la fluctuación del precio promedio de las viviendas. Estos precios de venta correspondientes a un mes en específico reflejan acuerdos negociados con un mes o dos de anterioridad.

 

De enero a abril de 2014 los precios inmobiliarios aumentaron en un 15%. En ese mismo período del 2013, el aumento fue del 20%. ¿Cómo va el 2015? Los precios han aumentado en un 32%. Así luce un verdadero boom inmobiliario.

 

Dowtown de San Francisco.

Dowtown de San Francisco.

Resulta que el precio promedio de una vivienda es ahora un 37% superior al precio tope durante la burbuja de la década pasada. Esto tiene un impacto fuerte también en los alquileres. Los precios de renta durante el primer trimestre fueron de 3.458 dólares mensuales, como promedio (41.500 anuales).

 

El auge desenfrenado de los precios ha estimulado la construcción al que podría seguir, como otras tantas veces, la quiebra casi inevitable.

 

El 2015 promete ser exuberante en materia de construcciones. Decenas de grúas se levantan en numerosos barrios trabajando sobre lotes vacíos, vacantes durante muchos años. Según Paragon, casi la totalidad de las construcciones para la venta suelen ser condominios de alta gama.

 

Pero el desarrollo de la vivienda por lo general vive ciclos que van del auge espectacular a la caída. En San Francisco los desarrolladores —tanto residenciales y comerciales— están haciendo apuestas a largo plazo, sin tener en cuenta la posibilidad de una crisis.